linea

Municipio activa plan de contingencia durante época de apareamiento entre yacarés Destacado

Sábado, 12 Noviembre 2016 19:08 Publicado en COMUNIDAD Visto 284 veces
Uno de los machos herido junto a una hembra en el Parque Temático de Iquique. Uno de los machos herido junto a una hembra en el Parque Temático de Iquique.

En el marco del programa de mantención que lleva adelante el Parque Temático de Iquique, previo al verano 2017, el municipio trabaja en el mejoramiento de las áreas y, especialmente, en el cuidado intensivo de las especies que habitan en dicho lugar.

Debido a que el caimán yacaré es un réptil que comienza su época de reproducción en noviembre, el equipo a cargo de estos animales, liderado por el veterinario Christian Salvatierra, tomó la determinación de separarlos por pareja.

A pesar de ello, este viernes recién pasado, durante un proceso de cortejo, los caimánidos machos sostuvieron un enfrentamiento, lastimándose sus hocicos, sin presentar mayores lesiones que lamentar.

“La época de apareamiento comienza en noviembre, coincidiendo con el verano, y dura hasta diciembre. Como todos los años sucede lo mismo, tomamos las medidas para que no se agredan y tenerlos separados a esa fecha. En la medida que crecen, luchan por conformar su harén durante este tiempo”, informó Salvatierra quien además aseveró que estos animales siempre tienden a manifestar su predominancia.

Asimismo, el médico veterinario dio a conocer que frente a lesiones, “en el alimento se les incluye antibiótico cuando las heridas son de proporciones mayores, que no fue el caso”.

“Previo a la denuncia en redes sociales, el veterinario encargado de este sector se acercó a lugar y verificó el estado de los yacarés. Decirle a la comunidad que esté tranquila; se trata de una situación normal para esta especie que está en época de apareamiento”, dijo Carlos Morales, director de la Dirección de Aseo y Ornato.

Actualmente, el lugar es habitado por 7 yacarés desde 2004 (4 hembras y 3 machos) y el proceso de regeneración de su piel dura entre 3 a 4 días.

Finalmente, el veterinario precisó que existe un control que es diario y que se lleva en una bitácora, inspeccionada por el Servicio Agrícola Ganadero.